Califica esta película
Califica esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

Inspirada en hechos reales, la historia se centra en las ciudades de Caracas y Buenos Aires en 1994, año en que sucede el atentado a la Asociación Mutual Israelita de Argentina (AMIA), donde murieron 85 personas a manos de grupos extremistas islámicos, Ahmed, Libanés, y David, Israelita, sobrevivieron a dos atentados que marcaron sus vidas desde la infancia. La culpa por haberse salvado los acompañará para siempre. Desde niños, son entrenados por organizaciones que tienen el mismo objetivo: acabar con el enemigo y defender la palabra de su Dios sin importar los métodos. Ahmed es preparado por un grupo extremista islámico y David por un grupo extremista judío. Ambos son esclavos de las circunstancias que los llevarán a actuar en bandos opuestos con la misma finalidad: eliminar al adversario. Ahmed está a punto de cometer un acto suicida para el cual ha estado preparándose toda su vida…. David comienza a cuestionarse si el fin justifica los medios… A pesar de estar en bandos opuestos, se encontrarán a medio camino. Quizá, lo inevitable, no sucede y será ése el momento en el que ambos se cuestionen si realmente quieren ser esclavos de Dios.

Ficha técnica

Género Suspenso
Título Original Esclavo de Dios
Director Joel Novoa
Protagonistas Vando Villamil, Daniela Alvarado, César Troncoso
Año de producción 2013
MPAA rating G - Audiencia General. Para Todas las Edades
País Venezuela
Calificación de la comunidad
(Basada en 2 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 1 críticos)
Última modificación la vieja (Hace 7 meses)

Trailer

Críticas de la prensa

Escribiendo CIne - Emiliano Basile (Argentina)

La venezolana Esclavo de Dios (2013), que participó en la Competencia Latinoamericana en el último Festival de Cine de Mar del Plata, se centra en el conflicto religioso de medio oriente pero con bases en Sudamérica. Un thriller de espionaje con un fuerte discurso sobre el fundamentalismo.
Ambientada en Buenos Aires en la década del noventa en ... Leer más La venezolana Esclavo de Dios (2013), que participó en la Competencia Latinoamericana en el último Festival de Cine de Mar del Plata, se centra en el conflicto religioso de medio oriente pero con bases en Sudamérica. Un thriller de espionaje con un fuerte discurso sobre el fundamentalismo.
Ambientada en Buenos Aires en la década del noventa en medio del atentado a la AMIA, Esclavo de Dios cuenta la historia de un islámico (Mohammed Alkhaldi) destinado a ser hombre-bomba tras un hecho traumático de su infancia. La otra cara del conflicto es David Goldberg (Vando Villamil), un agente judío también con un pasado tormentoso, encargado de desbaratar células terroristas tras el atentado a la Embajada de Israel.

La ópera prima del venezolano Joel Novoa Schneider es un interesante relato que funciona a la manera de un policial, tejiendo tramas que conducen a encrucijadas inexplicables. Ahí en la irracionalidad, entra en juego el discurso religioso y su sed de venganza. Esto es lo más interesante del film, que no anda con vueltas a la hora de mostrar su postura sobre el tema.

La película utiliza distintas temporalidades y parte de la búsqueda policial como recurso. Trabajar desde el género permite una narración siempre ágil y fluida para retratar los acontecimientos y centrarse en las conductas inexplicables que justifican el odio de sus personajes. Justo ahí donde el dilema existencial se hace presente el film recuerda a El paraíso ahora (Padise Now, 2005), otra historia sobre hombres-bomba que se animan a replantear su destino, esta vez producida en medio oriente.

Lo que queda de lado en Esclavo de Dios es el accionar político en este tipo de conflictos, sus intereses y responsabilidades. Un tema tan inexplicable como el fundamentalismo religioso, que también reclama su película.

4.00
Muy Buena

Dejá tu comentario

Tus amigos en Cinefis